Futuros 2084

Atados a una silla

Atados a una silla

Autor/es: Natalia Bevaqcua

¬ęCreo que lo primero que uno observa es el ‚Äúhombre silla‚ÄĚ que est√° en el medio de la hoja y que representa el c√≥mo yo pienso que ser√° la sociedad en el 2084: ‚Äúfusionada/atada a una silla‚ÄĚ. El hombre siempre busca la comodidad y creo que para ese a√Īo ya podremos hacer todo sin necesidad de levantarnos de nuestros asientos.
A partir de ah√≠ se ve como el hombre en lo √ļnico que piensa es en la plata y como su vida ser√≠a m√°s f√°cil si tan solo fuese millonario y con la vida resuelta. Tanto piensa en ese algo insignificante que ni es capaz de ver lo que est√° pasando a su alrededor, en el mundo en general.
El calentamiento global es algo que está muy presente y no se va a ir a menos que actuemos al respecto, ya que para el 2084 esta situación será muy grave y probablemente no haya vuelta atrás. Todo será dependiente de la tecnología: nuestros trabajos, nuestra vida social. Todo limitado al recuadro de una pantalla de diez megapíxeles.
No tendremos tiempo para nada, ni para pasar tiempo con nuestros seres queridos, lo que nos generar√° ansiedad y m√°s que nada, estr√©s¬Ľ. Natalia Bevaqcua

 

Esta imaginaci√≥n se enmarca dentro de la propuesta pedag√≥gica de la C√°tedra Ecenarro Turrillo, Introducci√≥n al Conocimiento Proyectual 1 (ICP 1), Ciclo B√°sico Com√ļn (CBC), Universidad de Buenos Aires UBA. Responde al esquicio inicial del primer semestre de 2022 vinculado al Programa 2084 Futuros Imaginados desde el Sur.

Se invit√≥ a los alumnos a so√Īar y desarrollar utop√≠as con la consigna de viajar al futuro, el a√Īo 2084, y proponer imaginaciones/transformaciones, entendiendo¬† que el¬† dise√Īo y sus disciplinas proyectuales son herramientas para mejorar el habitar contempor√°neo y cotidiano, con un compromiso sostenible.

El equipo docente estuvo compuesto por Graciela Ecenarro, Andrea Santangelo, Silvina de Gennaro, Juan I. Cabello, Florencia de la Quintana, Natalia Naredo, Luciana Quartaruolo, Santiago Ortí, Andrea López y Natalia Ardissone.

Ultimas Imaginaciones